Purgatorio

‘Qué tanto es tantito...’


Juan Manuel Juárez

Lecturas: 661

SI YO FUERA DIPUTADO...

El desprecio de la sociedad por la carrera legis­lativa o para que mejor me entienda, por la de­valuada y vilipendiada chamba de diputado o senador, parece más que justificada, pero igual bien ganada.

Sin embargo, hay que decir que el nivel de nuestros legisladores no es más que el reflejo de lo que somos como país. Dicho de otra forma, te­nemos los ‘representantes populares que mere­cemos’.

Todo esto viene a cuento por la polémica y es­candalosa después información de lo que en los últimos días se ha dado en llamar ‘albazo’ y ‘agan­dalle’ de MORENA para empujar la ‘reelección’ de los legisladores del Congreso de la Unión.

Y es que a la gente - el pueblo - no le cabe en su cabeza para qué o porqué renovar ‘contrato’ a es­tos ‘zánganos’ cuando más bien deberíamos co­rrerlos.

Pero vayamos por partes, serenémonos: Ni todos los legisladores son güevones e ineptos, ni tampoco es cierto que MORENA, como partido mayoritario en el Congreso, se haya pasado de ‘listo’ (a) , para repetirse el ‘pastel’.

Le voy a decir, para su tranquilidad, que dos de los que sí trabajan, pero además han demostrado capacidad y compromiso, son tabasqueños.

En el Senado, Mónica Fernández Balboa, presidenta de esa Cámara de origen y la verdad que ha hasta ahora ha hecho un trabajo pulcro y responsable.

No ha sido una figura que haya caído en la ten­tación del protagonismo ni ha hecho alarde de su paisanaje y cercanía con el Presidente López Obrador.

Antes al contrario ha sido eficaz en los mo­mentos que se ha requerido y ha evitado con­frontarse con otro personaje, este sí urgido por quemar sus ‘últimos cartuchos’, Porfirio Mu­ñoz Ledo, que no ha podido erradicar sus demo­nios como priísta.

Y en el otro extremo, un diputado - Manuel Rodríguez González - que se ha escalado posi­ciones en función de su trabajo, pero sobre todo por su talento político y capacidad de negociación. Un hombre confiable.

Y regresando a nuestro tema central, la re­elección de legisladores, es importante precisar que con las reformas aprobadas en San Lázaro a la Ley General de Instituciones y Procedimien­tos Electorales se reglamenta un derecho que ya existía en la Constitución General de la República desde 2014, esto es, “desde hace seis años atrás”.

DICHO DE OTRA FORMA, NO HUBO

‘Ni albazo ni agandalle’ en el proceso de fijar re­glas claras a ‘la elección para un periodo conse­cutivo’ de senadores de la República y diputados federales; sólo la convicción de cubrir cualquier “laguna jurídica” que pudiese no garantizar una competencia sana y equitativa, aseveró.

Incluso, el presidente de la Comisión de Energía recordó que en el proceso electoral de 2018 muchos de los que tenían la posibilidad hi­cieron ‘uso de ese derecho’, pero la gran mayo­ría no ganó.

Esto quiere decir, advirtió Manuel Ro­dríguez, que los ciudadanos no estuvieron de acuerdo con su trabajo legislativo y en eso preci­samente radica el poder ciudadano o del pueblo: decidir si alguien ha hecho bien o no, su trabajo.

Por todo esto y más, resulta oportuno sacar a cuentas un recuento del primer año legislativo en donde aparece una diputada con 46 faltas y un se­nador con 36 ausencias encabezando la lista de le­gisladores con el peor registro de asistencia en la actual legislatura.

Con base en los listados de asistencias de ca­da cámara, Expansión Política encontró que la legisladora, ahora morenista y antes panista, Ga­briela Cuevas acumuló 46 faltas y destaca por no haber presentado ninguna iniciativa propia.

En el Senado - se puntualiza - el priista y diri­gente sindical Carlos Aceves del Olmo acumu­la 36 faltas y sólo tiene una iniciativa presentada a su nombre.

Otros nombres de políticos conocidos, como el de Jorge Emilio González Torres, Luis Mi­randa o Alejandra Lagunes, los dos últimos cercanos colaboradores del expresidente Enri­que Peña Nieto, también destacan por sumar ausencias y no justificarlas.

Otros que registran un número de ausencias importante son el morenista Víctor Blas, con 16, y la panista Antonia Natividad Díaz, con 15 fal­tas, sin contar que esta última pidió licencia du­rante todo el mes de noviembre.

En conclusión, ‘no hay nada nuevo bajo el mar’, ni MORENA se pasó de ‘tueste’. Pero lo me­jor, la decisión de que los legisladores repitan o se vayan muy lejos ( a seguir echando la güerita ), es de usted.

Hasta ahora, los únicos que califican para re­petir por Tabasco, son Monica Fernández y Manuel Rodriguez. O ¿ Usted qué opina ?  



Columnas anteriores

visitas