VECTOR X

Núñez, maniatado (y los manatíes)


Luis Antonio Vidal

Lecturas: 1963

Hace tres años, durante una charla de sobremesa, escuché al Gobernador Arturo Núñez explicar argumentos para no romper con el Presidente Enrique Peña, a como era interés de Andrés Manuel López Obrador, por aquel entonces confrontado con el mexiquense.

En Tabasco -dijo Núñez palabras más, palabras menos- el 95 por ciento de los recursos ejercidos por el gobierno provienen de la Federación. Confrontarse es darse un tiro en el pie, porque Hacienda puede retrasar la liberación del dinero y generarnos un problema de liquidez.

Meses después, López Obrador planteó que él habría esperado de Núñez una posición, si no de rompimiento con Peña, sí de mayor firmeza.

Hoy, en Tabasco se viven momentos de crisis financiera en el gobierno porque, según dicen defensores de este sexenio, el Gobierno Federal no libera dinero a la entidad.

Cierto o falso, el trato otorgado por el gobierno de Peña al edén no es proporcional a la docilidad del gobernador Núñez, cuya política de negociación se ha entendido como debilidad.

Todo se le regatea, desde la permanencia de la Gendarmería hasta los fondos de programas para el Sector Salud. El colmo: dos meses después de conocerse la mortandad de manatís en los Bitzales de Macuspana, Rafael Pacchiano, secretario de Medio Ambiente del Gobierno Federal, se apersonó en Tabasco para entrar con seriedad al tema. La política del trompo, del atole, del "luego lo vemos". Machetazo a caballo de espadas, dirán algunos.
 

LA MORRALLA

Elizabeth Córdova Zepeda, directora de auditoría de la Contraloría, emprendió una campaña de hostigamiento laboral contra el personal. Hace un mes asumió el cargo, y se convirtió en una especie de capataz con la protección de su amiga, la contralora Lucina Tamayo ***Chelalo Beltrán asume en Morena el papel de Pepe Grillo, la conciencia de la izquierda emergente cuyo triunfo a nadie debe marear *** Al diputado electo Nicolás Bellizia le hicieron de porro los tamales. En el PRI le tendieron una celada para imponer al agraciado con el dedo divino, sello patentado de la casa tricolor *** Hasta mañana.



Columnas anteriores

visitas